El sol y la P.I.: una fórmula para alcanzar el desarrollo socioeconómico

Nombre:Isofoton S.A.
País / Territorio:España
Derecho(s) de PI:Marcas, Patentes, Secretos Comerciales
Fecha de publicación:31 de agosto de 2010
Última actualización:16 de septiembre de 2015


Los sistemas fotovoltaicos constituyen la tecnología
energética de más rápido crecimiento en el mundo
(Fotografía: Rob Baxter)

Antecedentes

Cada día el sol irradia a la Tierra mil veces más energía de la que podríamos utilizar jamás. La demanda de tecnologías capaces de aprovechar esa energía se dispara con la creciente urgencia por encontrar soluciones a los problemas que plantean los recursos agotables, el cambio climático y el desarrollo sostenible. Los sistemas fotovoltaicos solares, que transforman la energía del sol en electricidad, no generan gases de efecto invernadero, no tienen piezas móviles, no precisan prácticamente de ningún mantenimiento, y sus células duran décadas. Los sistemas fotovoltaicos no son nuevos. La tecnología con la cual funcionan fue descubierta en 1839 pero los avances en la materia se realizaron gracias al desarrollo de las células solares en los albores de la era espacial, en la década de 1950. Sin embargo, el costo elevado de la producción de los mismos limitó el tamaño de su mercado a las aplicaciones comerciales. No fue sino hasta la década de 1990 que la industria comenzó a desarrollarse gracias a los sistemas fotovoltaicos conectados a la red eléctrica. Desde 2002, se ha convertido en la tecnología energética de más rápido crecimiento en el mundo, con una producción mundial de sistemas fotovoltaicos que ha venido aumentando anualmente en un 48% por término medio.

Una de las empresas más destacadas del mundo en esta industria es la compañía española Isofotón S.A. (Isofotón). Fue fundada en 1981, inicialmente como empresa derivada de la Universidad Politécnica de Madrid, encargada de desarrollar y fabricar dos células solares bifaciales patentadas e inventadas por el Profesor Antonio Luque. Las células solares bifaciales recogen la energía solar por las caras anterior y posterior de la célula. El elevado costo de desarrollo y de mantenimiento impidió la rápida adopción de estas células; por lo que la empresa tuvo que retomar la producción de células solares tradicionales para mantenerse a flote. La industria internacional de la energía solar se estancó en la década de 1980, pero a pesar de las dificultades financieras, la empresa nunca abandonó su filosofía estratégica de apoyar la innovación. A finales de la década de 1990, Alemania decidió invertir considerablemente en el sector de la energía solar. Isofotón supo aprovechar esta oportunidad y suministró sus productos al 15% del mercado alemán. Esto le permitió superar sus problemas financieros y comercializar una gran parte de sus proyectos de investigación y desarrollo (I+D).

Hoy, Isofotón fabrica células solares, módulos fotovoltaicos (un conjunto de células solares conectadas eléctricamente entre sí y montadas en una estructura de soporte) seguidores solares, inversores, reguladores, luminarias, baterías y equipos de bombeo, y desarrolla productos nuevos para captar, transformar, almacenar y utilizar la energía del sol. La empresa tiene presencia comercial en más de 60 países y sucursales en Argelia, Bolivia, China, Ecuador, los Estados Unidos de América, Italia, Marruecos, República Dominicana y Senegal.


El objetivo de Isofotón es crear y ser
la propietaria de toda su P.I.
(Fotografía: Isofotón)

Investigación y desarrollo

En la industria fotovoltaica existen dos grandes tipos de empresas: las que desarrollan tecnologías, como Isofotón, y las que tienden a comprar tecnologías, como las empresas del sector energético. Dado que Isofotón es una empresa que desarrolla tecnologías, la I+D está intrínsecamente vinculada a su estrategia comercial. El Sr. Jesús Alonso, el director de I+D de Isofotón, describe el fundamento de la estrategia de la compañía señalando que "en cualquier buen libro de ciencia se explica cómo fabricar una célula solar. Lo que resulta complejo son los conocimientos especializados necesarios para hacer que sea eficaz y más barata, para fabricarla en mayores cantidades y con mejor calidad.”

Por lo tanto, la estrategia de la empresa consiste en innovar y ser propietaria de toda su propiedad intelectual (P.I.) mediante sus actividades internas de I+D, de modo que siga siendo independiente y mantenga su ventaja frente a la competencia, gracias al desarrollo de nuevas tecnologías y aplicaciones. Sin embargo, ser el primero en desarrollar una tecnología no es rentable si la empresa no capitaliza su invención. Consciente de este hecho, el principio básico de Isofotón ha sido aprovechar la ventaja de ser los primeros en crear una tecnología (o comercializar una tecnología existente), y utilizar la P.I. para aprovechar al máximo dicha ventaja competitiva. Esta estrategia ha permitido a Isofotón erigirse en empresa pionera en el ámbito de las tecnologías de energía solar.

Una de las innovaciones de I+D más importantes de Isofotón, resultante de esta estrategia, fue la creación de un sistema de concentración de la energía solar que utiliza tecnología óptica para amplificar mil veces la energía solar captada sobre un punto de la célula solar. Isofotón trabajó sobre esta tecnología desde el principio de sus actividades y realizó pruebas con módulos fotovoltaicos compuestos por células solares de arseniuro de galio, un elemento que actúa como un semiconductor más eficaz que el silicio que se utiliza convencionalmente para la fabricación de las células solares. Mediante la combinación de estas nuevas células solares y los sistemas ópticos, se puede amplificar mil veces la concentración de luz en cada célula solar. Esto permite que la célula sea extremadamente compacta, lo que reduce radicalmente los costos de producción. Dado que se necesita menos cantidad de módulos fotovoltaicos para una aplicación específica, resultan también muy rentables. Asimismo, la empresa creó un material único (sustrato) sobre el cual se ensamblan las células solares para formar una unidad compacta de producción de electricidad.

En la actualidad, el departamento de I+D de Isofotón trabaja activamente en tres importantes áreas de investigación: la producción de electricidad fotovoltaica en zonas urbanas, los sistemas fotovoltaicos para el bombeo, el tratamiento y la distribución del agua y los seguidores solares que siguen la trayectoria del sol para mantener los módulos fotovoltaicos en la mejor posición para absorber la mayor cantidad de energía posible. Además de sus actividades internas de I+D, Isofotón también trabaja en colaboración con universidades y centros de investigación. En 2010, contaba con seis grandes programas de investigación en colaboración centrados en distintos subconjuntos de tecnologías fotovoltaicas y procedimientos de desarrollo. Todas las áreas de investigación de I+D de la empresa tienen el objetivo común de crear tecnologías innovadoras para aprovechar mejor la energía solar.

Gestión de la P.I.

Al ser una empresa cuyo motor es la innovación, la P.I. es un elemento esencial en las estrategias comerciales y de I+D de Isofotón. La estrategia de gestión de la P.I. de la empresa depende de lo que vaya a protegerse y del motivo por el que se quiera obtener protección. Por un lado, proteger los derechos de P.I. es fundamental para los productos que ya están en la fase de desarrollo y, sobre todo, para los que están en la fase de aplicación. Por otro lado, los derechos de P.I. no siempre se utilizan para proteger los nuevos procesos tecnológicos creados dentro de la empresa. Isofotón considera que en algunos casos es mejor centrarse en proteger los conocimientos especializados, que en gastar recursos protegiendo los procesos tecnológicos. Al fin y al cabo, los conocimientos especializados están entre los activos más importantes de Isofotón, y proteger estos secretos comerciales cuesta mucho menos que proteger los derechos de P.I.; lo que ofrece a la empresa mayores recursos para crear nuevas tecnologías o procesos.

Debido al hecho de que Isofotón goza de una sólida presencia internacional, determinar dónde proteger los derechos de P.I. resulta muy importante. Las decisiones relativas a cuales aplicaciones deben ser protegidas se toman en función del tipo de aplicación tecnológica y de los mercados en los que ésta se utiliza. Para facilitar este proceso de toma de decisiones, la empresa divide sus mercados estratégicos en dos segmentos. El primer segmento es el mercado de las aplicaciones fotovoltaicas conectadas a la red eléctrica. Este mercado existe principalmente en los Estados Unidos de América, Europa y el Japón. En este segmento, Isofotón adopta un enfoque amplio y trata de proteger los derechos de P.I. de todo lo relacionado con sus tecnologías y sus aplicaciones.

El segundo segmento es el de las instalaciones fotovoltaicas aisladas. Se trata de un mercado sólido y de rápido crecimiento en los países en desarrollo, donde Isofotón trata de penetrar antes que sus competidores. Muchas de las invenciones y proyectos de I+D de la empresa presentan muchas más ventajas que las de sus competidores y están mejor adaptadas a las necesidades locales, en particular, las tecnologías relativas al bombeo de agua y los sistemas de iluminación. El hecho de que las tecnologías de Isofotón sean las primeras aplicadas en muchos países en desarrollo le confiere una ventaja competitiva muy duradera en esos mercados. En esos mercados, las decisiones relativas a la solicitud de protección mediante los derechos de P.I. se toman con arreglo al uso local, actual y potencial de cada aplicación, con el fin de mantener la ventaja competitiva y facilitar su posterior ampliación. Por ejemplo, los países del norte de África representan un mercado estratégico en el que se utilizan todas sus aplicaciones y la I+D que permitió crearlas, por lo tanto, es necesario protegerlas mediante derechos de P.I.

Isofotón lleva a cabo un gran número de actividades de I+D en colaboración, por lo que una sólida estrategia de gestión de la P.I. en este ámbito resulta necesaria. En sus contratos de I+D con asociados externos, Isofotón trabaja con dos modelos de titularidad de los derechos de P.I.:

  • Desarrollo de una tecnología específica: en este modelo, Isofotón firma contratos con universidades u otras empresas con el fin de desarrollar una tecnología específica. Isofotón insiste en conservar el 100% de la titularidad sobre los derechos de P.I., con el fin de tener la primera opción sobre cualquier posterior explotación. No obstante, la empresa ofrece a sus asociados la posibilidad de explotar los resultados de la tecnología si ello no interfiere en sus intereses estratégicos. Dicha posibilidad está sujeta al consentimiento previo de la empresa.
  • Programas nacionales o Programas Marco de Investigación de la Unión Europea: en este modelo, Isofotón realiza actividades de I+D en el marco de programas nacionales o de los Programas Marco de Investigación de la Unión Europea. En el caso de las innovaciones resultantes de las actividades de I+D en el marco de estos programas, Isofotón solicita tener libre acceso a toda la P.I. generada, para sus propios fines de I+D, aunque no necesariamente para su utilización directa o para la concesión de licencias.

El proceso de fabricación fotovoltaico comprende la fabricación de la célula solar y la fabricación del módulo fotovoltaico. Dado que estos son sus productos más importantes, resulta fundamental para Isofotón aplicar una estrategia que le permita conservar un control absoluto sobre sus innovaciones en materia de tecnología de célula solar mediante la protección de sus conocimientos especializados y demás formas de P.I.

Los productos de Isofotón son de la más avanzada tecnología, de ahí que su estrategia de gestión de la P.I. se sitúe en la encrucijada entre sus innovaciones, la comercialización y las finanzas. Por ello, todas las cuestiones de política y estrategia relacionadas con la P.I. son gestionadas colectivamente por el Consejo de Administración, que está formado por los directores de todos los departamentos de la empresa, a saber, ingeniería y aplicaciones, comercialización, operaciones comerciales, finanzas e I+D. “Al haber nacido como empresa derivada,” destaca el Sr. Jesús Alonso, “es natural que en Isofotón tengamos presente la P.I. en cada una de nuestras actividades. La P.I. forma parte del núcleo fundamental de nuestra cultura de empresa.”


Solicitud de patente presentada por Isofotón
para su dispositivo y módulo fotovoltaico
de concentración (según figura en la
solicitud de patente
PCT/ES2008/000104,
servicio de búsquedaPATENTSCOPE®)

Patentes y marcas

En concordancia con su estrategia de gestión de la P.I., la empresa utilizó el sistema del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT). En 2009, presentó una solicitud internacional de patente para su dispositivo y módulo fotovoltaico de concentración. Asimismo, presentó solicitudes en virtud del PCT en 2001 y 2008, respectivamente para su revestimiento generador de energía fotovoltaica y su seguidor solar y su procedimiento. La empresa también presentó ocho solicitudes regionales ante la Oficina Europea de Patentes (OEP) y otras once ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Además de sus patentes, la empresa también registró su nombre, logotipo y distintos nombres de productos. Isofotón dispone de seis marcas registradas ante la OEPM y un registro en la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) para su nombre y logotipo.

Licencias

En función del proyecto específico, Isofotón puede adquirir o conceder una licencia respecto de una tecnología. La adquisición bajo licencia de una tecnología suele ocurrir en el marco de programas de colaboración para la I+D. En esos casos es fundamental para la empresa que su personal participe directamente en todas las fases de I+D. De ese modo, la empresa tiene la opción de continuar la I+D una vez alcanzados los objetivos específicos del proyecto, a fin de desarrollar las tecnologías con independencia de los socios originales.

Aunque Isofotón nunca cede sus derechos de P.I. a terceros, en ocasiones concede licencias respecto de las tecnologías de fabricación del módulo fotovoltaico. La empresa normalmente recurre a esa opción en los mercados en los que su presencia no es muy sólida. Isofotón utiliza este enfoque de concesión de licencias de tecnologías con el objetivo de establecer una asociación sólida con el licenciatario local y de ese modo obtener una presencia dinámica en dichos mercados.

Alianzas

Además de sus actividades internas de I+D, Isofotón establece alianzas con universidades y centros de investigación. Una de esas alianzas se creó en septiembre de 2009, cuando Isofotón se asoció a Solar Edge, otra de las empresas más destacadas en el sector de la energía solar con sede en Israel, para concebir una solución integrada de captación de la energía solar que permita maximizar la producción de electricidad y al mismo tiempo disminuir los costos. Combinados con sus esfuerzos internos, alianzas como esta demuestran el firme compromiso de la empresa con la innovación a través de la I+D.


La instalación por Isofotón de
módulos fotovoltaicos en un techo
redujo los costos de electricidad
de la fábrica de quesos Torelli
Pierluigi en Parma, Italia
(Fotografía: Isofotón)

Cuestiones sociales

Isofotón considera que la creación de tecnologías en materia de energía sostenible no es sólo una obligación ante las generaciones venideras, sino que es fundamental para acelerar el desarrollo, en un mundo en el que según las estimaciones de 2009 de la Agencia Internacional de Energía, 1.500 millones de personas en el mundo carecen de suministro de electricidad. Para ayudar a disminuir esta cifra, Isofotón lleva a cabo numerosos proyectos de electrificación rural en países en desarrollo, como la instalación de más de 34.000 sistemas de energía fotovoltaica en aldeas remotas de Marruecos que aportan electricidad a más de 10.000 hogares, la puesta en marcha de una estación depuradora de aguas residuales que funciona con energía fotovoltaica en una comunidad rural en Senegal, el suministro de energía eléctrica de origen solar a 17.000 hogares, escuelas y centros médicos en Bolivia y la instalación de sistemas de electrificación en comunidades rurales en Ghana. La tecnología de Isofotón no es sólo sostenible y respetuosa con el medio ambiente, sino que puede contribuir de forma significativa al desarrollo socioeconómico.

Resultados empresariales

A pesar de que Isofotón estuvo a punto de quebrar en dos oportunidades al principio de sus actividades, su estrategia de gestión de la P.I. ha propiciado la innovación continua y el éxito comercial. En 2010, la empresa concluyó la construcción de una central eléctrica fotovoltaica de 3 megavatios en Miltenberg (Alemania) que debería producir anualmente 3.1 GWh de electricidad. En 2010, Isofotón fue uno de los 10 principales productores mundiales de células solares fotovoltaicas. Es el primero en su categoría en España y sus ganancias han venido aumentando cada año desde 1997. En 2007, produjo 180 megavatios a partir de células solares fotovoltaicas y la cifra total de sus ventas fue de casi 300 millones de euros.

Aprovechar la energía solar y la P.I.

Gracias a la aplicación de una estrategia de P.I. específica para determinados mercados y de innovaciones creadas tanto en el seno de la empresa como en colaboración con socios, Isofotón ha maximizado su potencial de I+D, y ha mantenido y aumentado su ventaja competitiva, lo que le ha permitido alcanzar el éxito. Asimismo, logró frenar la utilización de recursos poco ecológicos, al aportar electricidad a países en desarrollo y crear un futuro más ecológico y brillante.