Los errores de propiedad industrial se pagan caro: la experiencia de Confecciones Alba

Nombre:Confecciones Alba
País / Territorio:Cuba
Derecho(s) de PI:Marcas
Fecha de publicación:24 de julio de 2009
Última actualización:9 de julio de 2012

Antecedentes

La Empresa Confecciones Pinar del Río de la provincia de Pinar del Río, en la región occidental de Cuba, se fundó en diciembre de 1976. Sus productos incluyen confecciones de moda, ropa de hombre, prendas unisex de tela vaquera, ropa infantil, uniformes de trabajo e indumentaria de trabajo de tela vaquera, así como todo tipo de tejidos para el hogar.

En 1994, la empresa adquirió un nuevo nombre comercial, Confecciones Alba, y comenzó a desarrollar una estrategia de búsqueda de nuevos mercados para sus productos en Cuba y en otros países.

Marcas


El registro de la marca “Monteros” fue publicado en el boletín oficial Nº 219 (julio de 2006) de la OCPI.

Confecciones Alba elaboró estrategias de propiedad industrial y de mercadotecnia utilizando una importante cartera de más de 20 marcas (entre ellas “Bisonte”, “EAH”, “Favorita”, “Flux”, “GNU”, “Mina”, “Monteros”, “Naife”, “Pinar”, “Pi-Pas”, “Rafi” y “Terno”) que comprendían una amplia gama de productos textiles. En la actualidad, Confecciones Alba estudia la posibilidad de registrar algunas de sus marcas fuera de Cuba, con arreglo a su estrategia empresarial de exportación.

En el año 2001, Confecciones Alba se puso en contacto con el Centro de Información y Gestión Tecnológica de Pinar del Río (CIGET Pinar del Río) para informarse sobre cómo podía proteger como marca su nombre comercial. Aunque el nombre comercial “Confecciones Alba” se había estado utilizando durante más de seis años, carecía de protección jurídica, pues la legislación cubana exige su registro en virtud de la Ley de Marcas para adquirir los derechos de marca en su territorio.

Cuando Confecciones Alba solicitó en la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial (OCPI) que se realizase una búsqueda de marcas a fin de presentar una solicitud de protección del nombre comercial de la empresa, tuvo conocimiento de que Miroglio Tessile había registrado ya en Cuba la marca “Alba” en la clase 25 (vestidos, calzados, sombrerería) de la Clasificación Internacional de Productos y Servicios (Clasificación de Niza) y en otras clases análogas relacionadas con la actividad que realizaba la empresa cubana.

Esta situación planteaba un grave problema a Confecciones Alba en cuanto a la repercusión que podía tener este hecho en el uso futuro como marca de su nombre comercial. La utilización de su nombre como marca representaba una clara violación de los derechos sobre la marca “Alba” adquiridos por Miroglio Tessile y podía repercutir de forma negativa en la empresa Confecciones Alba, dado que durante seis años consecutivos había utilizado ese nombre en sus actividades, por ejemplo, en las relaciones públicas y en comunicación sin el consentimiento del titular de la marca.

Sin embargo, después de la inclusión en el Decreto Nº 203 de 1999 (que entró en vigor en mayo de 2000) de una figura nueva en el sistema jurídico cubano, Confecciones Alba, con el asesoramiento y orientación de expertos del CIGET, procedió a incoar una acción ante la OCPI para que la marca “Alba” se anulase y se borrase del Registro de Marcas. Confecciones Alba fundamentó su incoación en el hecho de que esa marca no se había utilizado durante un período de más de tres años consecutivos, según establece la legislación cubana en la materia. Miroglio Tessile, titular de la marca, no pudo aportar pruebas sobre la utilización de la marca en territorio cubano.

Por lo tanto, la OCPI ordenó que la marca “Alba” se eliminara del Registro cubano. Inmediatamente después, Confecciones Alba solicitó el registro de ese signo a su nombre.

Resultados empresariales

Confecciones Alba ha logrado consolidar su imagen de empresa cubana próspera con muy buenas perspectivas internacionales; sus exportaciones al Canadá han tenido un éxito notable y, por otra parte, ha suscrito varios contratos de producción en cooperación con varias empresas textiles chinas. En el período comprendido entre 2007 y 2010, los ingresos de Confecciones Alba aumentaron en aproximadamente un millón de pesos cubanos cada año.

Las marcas son la clave de las estrategias empresariales eficaces

Después de la adquisición de los derechos de marca sobre su nombre comercial, la empresa Confecciones Alba ha podido mantener y mejorar su imagen de reconocido prestigio. Esta empresa también ha adquirido una valiosa experiencia en lo que atañe a utilizar las marcas, para respaldar sus actividades de publicidad, desarrollo de marcas y mercadotecnia, tanto en el mercado nacional como en los de otros países.