El CIG reanuda sus actividades esenciales

Ginebra, 11 de diciembre de 2009
PR/2009/625

El Comité Intergubernamental de la OMPI sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore (CIG) revisó los proyectos de disposiciones para la protección de las expresiones culturales tradicionales (ECT) y los conocimientos tradicionales (CC.TT.) y examinó la labor que se ha de realizar en el futuro en el ámbito de la propiedad intelectual (P.I.) y los recursos genéticos (RR.GG.) en una reunión celebrada del 7 al 11 de diciembre de 2009, destinada a preparar las negociaciones que tendrán lugar en 2010 con arreglo a lo dispuesto en su mandato.

Las enmiendas que se propusieron inicialmente a varios documentos esenciales presentados por la Secretaría se tendrán en cuenta en las “negociaciones basadas en textos” de 2010, siguiendo la línea del nuevo mandato consensuado por los 184 Estados miembros de la OMPI en octubre de 2009. Con arreglo a ese mandato se entablarán negociaciones con miras a elaborar un instrumento jurídico internacional que garantice la protección eficaz de los CC.TT., los RR.GG. y las ECT. La sesión de esta semana marcó la reanudación de las actividades esenciales del CIG después de un largo período en el que la atención se centró en cuestiones procedimentales.

En el nuevo mandato se insta a que se elabore un “programa de trabajo claramente definido” y se prevé la celebración de cuatro sesiones oficiales del CIG y tres reuniones de grupos de trabajo entre las sesiones del Comité durante los próximos dos años. Estos aspectos también se abordaron en la reunión. Deberá continuar el debate en el seno del CIG sobre la composición de los grupos de trabajo, sus mandatos y otros temas relacionados para llegar a un acuerdo al respecto. El debate sobre los procedimientos entre sesiones giró fundamentalmente en torno a una propuesta formal por parte del Grupo Africano. El grupo de los países industrializados (Grupo B) y otras delegaciones también presentaron propuestas en la reunión.

El recién elegido Presidente del CIG, el Embajador Juan José Gómez Camacho, señaló que se habían conseguido avances significativos que reflejan un verdadero grado de entendimiento. Al final se estaba “a un paso” de alcanzar un acuerdo entre las delegaciones sobre los procedimientos para el programa de trabajo entre sesiones, asunto que se volverá a examinar en la próxima sesión del CIG.

Antecedentes

En el marco de su nuevo mandato, el CIG pasará a las “negociaciones basadas en textos” para aprovechar el trabajo realizado hasta la fecha. El mandato hace referencia a tres documentos en concreto que, junto al resto de documentos del Comité, deberán “constituir la base de la labor del Comité en relación con las negociaciones basadas en textos”, entre los que se incluyen proyectos de instrumentos para la protección de las ECT y de los CC.TT. Estos proyectos de instrumentos los elaboró la Secretaría de la OMPI y se publicaron a principios de 2006, luego de realizar una consulta exhaustiva y un proceso de formulación de observaciones en el período entre sesiones. En el documento que hace referencia a los recursos genéticos se enumera una serie de opciones para continuar trabajando sobre la interfaz entre el sistema de patentes y los recursos genéticos.

Con arreglo al nuevo mandato, el CIG ha de entregar a la Asamblea General de la OMPI, en abril de 2011, el texto del instrumento o instrumentos jurídicos internacionales para que esta decida sobre la convocatoria de una conferencia diplomática. En el caso de que se convoque dicha conferencia, los instrumentos jurídicos que en ella se aprueben pasarán a ser vinculantes para todos los países que los ratifiquen. En el mandato se estipula un programa completo de las reuniones y la labor entre sesiones que se ha de realizar de aquí a septiembre de 2011.

Desde sus comienzos en 2001, las actividades del CIG de la OMPI se han distinguido por contar con una amplia participación de los representantes de las comunidades locales e indígenas. Más de 200 ONG, muchas de ellas en representación de dichas comunidades, se encuentran acreditadas ante el CIG. Los gastos derivados de la participación de varios representantes de estas comunidades en cada una de las sesiones del CIG corren a cargo del Fondo de la OMPI de Contribuciones Voluntarias, y su participación directa, continua, y eficaz en las labores del CIG resulta fundamental para la consecución de los objetivos del Comité.

Para más información, diríjase a la División de Noticias y Medios de Comunicación de la OMPI:
  • Tel: (+41 22) 338 81 61 / 338 72 24
  • Correo-e