Los Estados miembros de la OMPI tratan de resolver la cuestion de la protección de los conocimientos tradicionales y el folclore

Ginebra, 9 de noviembre de 2004
Actualidades UPD/2004/234

Los Estados miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) intensificaron su labor para poder llegar a resultados concretos en relación con la protección de los conocimientos tradicionales (CC.TT.) y las expresiones culturales tradicionales (ECT)/el folclore, la semana pasada, en una sesión del Comité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore (el Comité Intergubernamental). En la sesión, que tuvo lugar en Ginebra del 1 al 15 de noviembre de 2004, se examinó por vez primera un conjunto de proyectos de disposiciones en los que se delinean los objetivos políticos y los principios fundamentales de la protección de los CC.TT. y las ECT contra la apropiación y el uso indebidos. Asistieron a la sesión delegados procedentes de 104 Estados miembros, 20 organizaciones intergubernamentales y 45 organizaciones no gubernamentales.

El Sr. Francis Gurry, Director General Adjunto de la OMPI y responsable de estas cuestiones, dijo lo siguiente: "Las propuestas de trabajo son el resultado de opiniones expresadas por los Estados miembros de la OMPI y por un conjunto importante de comunidades indígenas y locales, y también se inspiran en toda una serie de leyes nacionales y regionales. Estas propuestas han suscitado un debate concentrado y focalizado en torno a lo que ha de ser el contenido apropiado de la protección internacional de los conocimientos tradicionales y las expresiones culturales tradicionales. Si bien los Estados miembros deben resolver aún cuestiones muy importantes, los progresos realizados la semana pasada son muy prometedores".

Los delegados examinaron toda una serie de cuestiones políticas y jurídicas planteadas en estas propuestas iniciales. Una de las cuestiones fundamentales es la relación de cualquier protección específica de CC.TT. o de ECT con el sistema actual de propiedad intelectual (P.I.) y las posibles reformas de este sistema, tales como el fortalecimiento de los requisitos de divulgación de patentes aplicables a los CC.TT. y los recursos genéticos. Entre las demás cuestiones fundamentales que se han planteado están la forma de determinar a los beneficiarios de la protección, la necesidad de tener en cuenta los derechos subyacentes de los pueblos indígenas, la forma jurídica apropiada de la protección, la forma de fijar un límite apropiado entre las medidas internacionales y nacionales, y la relación de la protección con otros sistemas jurídicos y otras esferas políticas. Otra cuestión clave que se plantea es la saber cómo un sistema que proteja los CC.TT. contra su utilización indebida ha de aplicarse retrospectivamente para abarcar los usos del pasado. Se insistió firmemente en la necesidad de adoptar un enfoque holístico que incluya la coordinación con otros sistemas y procesos internacionales.

El Comité se puso de acuerdo sobre un proceso que le permita adelantar la labor sustantiva que realiza y que consiste en solicitar comentarios por escrito sobre los borradores propuestos para complementar los extensos comentarios ya formulados y las enmiendas propuestas durante la reunión del Comité. La fecha límite de presentación de estos comentarios es el 25 de febrero de 2005. Una vez actualizadas, estas propuestas se distribuirán para su consulta antes de la próxima sesión del Comité Intergubernamental que tendrá lugar en junio de 2005. (Los textos de las propuestas iniciales están disponibles como Anexo I de los documentos WIPO/GRTKF/IC/7/3 y WIPO/GRTKF/IC/7/5 y pueden consultarse en https://www.wipo.int/tk/es/.)

El Comité también examinó extensamente los arreglos tendentes a aumentar la participación de las comunidades indígenas y locales en su labor. Si bien el carácter formal del Comité es el de un órgano intergubernamental, el enfoque especial que ha adoptado en su labor le ha llevado al firme convencimiento de que los representantes de los titulares de CC.TT. y los depositarios de culturas tradicionales deben desempeñar una función más importante en su labor. El número de organizaciones no gubernamentales (ONG) especialmente acreditas ante el Comité Intergubernamental superó el centenar en esta sesión. La mayoría de estos observadores representan a comunidades indígenas tradicionales y locales.

Sobre la base de las medidas ya adoptadas para aumentar la participación, la prominencia y el impacto de las comunidades indígenas y locales en su labor, el Comité convino en adoptar toda una serie de medidas de procedimiento para ampliar esta participación y dar a los representantes la oportunidad de hacer oír mejor su voz en la labor del Comité. En respuesta a la necesidad de disponer de fondos que permitan aumentar esta participación, el Comité también convino en proyectar la creación de un fondo voluntario que facilite la participación de estas comunidades en la labor del Comité y en la labor conexa de la OMPI. En la próxima sesión del Comité se formulará una propuesta completa al respecto. Como medida provisional, el Comité exhortó a donantes voluntarios a que proporcionen fondos para apoyar la participación de estas comunidades.

Se informó al Comité Intergubernamental acerca del proceso adoptado por la Asamblea General de la OMPI de responder a la invitación de la Conferencia de las Partes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) para examinar y abordar ciertas cuestiones específicas relacionadas con los requisitos de divulgación de los sistemas de propiedad intelectual aplicables a los recursos genéticos y los CC.TT. conexos (véase PR/2004/397). La Unión Europea anunció que presentará una propuesta a ese respecto y Suiza informó al Comité sobre su propuesta formulada en el marco del Tratado de Cooperación en materia de Patentes, pero el Comité no tomó ninguna decisión en relación con su futura labor sobre este asunto.

La próxima sesión del Comité Intergubernamental tendrá lugar en junio de 2005.

Antecedentes

La labor de la OMPI sobre los CC.TT. remonta a 1998, poco después de que el Dr. Idris fuera elegido Director de la Organización; esta labor se ha venido a sumar a las actividades realizadas por la OMPI sobre las expresiones del folclore (o expresiones culturales tradicionales) desde hace ya varias décadas. El programa de trabajo actual tiene por objeto respetar la manera en que los CC.TT., las ECT y los recursos genéticos conexos se consideran como un todo indivisible dentro del contexto tradicional o consuetudinario, al tiempo que se crean instrumentos jurídicos específicos que sean el reflejo de un entorno jurídico y de un contexto político más amplios para cada elemento de este patrimonio tradicional, y que protejan además este importante acervo comunitario de la utilización y la apropiación indebidas. En el marco de este programa se han previsto también estrechas consultas con otros organismos de las Naciones Unidas y otras instancias internacionales, respetando el mandato y las actividades de los mismos.

La primera etapa de la labor de la OMPI consistió en realizar visitas a los titulares de CC.TT. de muchos países durante el período de 1998-99 para que estos expresen directamente sus necesidades y expectativas. En estas misiones se celebraron consultas con comunidades indígenas y locales, organizaciones no gubernamentales (ONG), representantes gubernamentales, académicos, investigadores y representantes del sector privado. Las misiones exploratorias se realizaron en 28 países entre mayo de 1998 y noviembre de 1999. Los resultados de estas consultas figuran en un informe exhaustivo que sigue siendo el fundamento de gran parte de la labor de la OMPI en esta esfera. De esta manera, las opiniones de un grupo importante de titulares de CC.TT. han orientado en forma continua la evolución de las actividades ulteriores. El informe, publicado por la OMPI lleva por título "Necesidades y expectativas en materia de propiedad intelectual de los titulares de conocimientos tradicionales – Informe de la OMPI relativo a las misiones exploratorias sobre propiedad intelectual y conocimientos tradicionales (1998-1999)" (https://www.wipo.int/tk/es/tk/ffm/report/index.html).

Un paso siguiente de importancia fue la creación del Comité Intergubernamental como instancia de elaboración de políticas sobre estas cuestiones. Los debates del Comité se centran en tres principales temas: el acceso a los recursos genéticos y la participación en los beneficios; la protección de los CC.TT., estén o no asociados a estos recursos; y la protección de las expresiones del folclore.

El Comité Intergubernamental se reunió por vez primera en mayo de 2001 y ya ha celebrado siete sesiones en total. La primera etapa de su labor, que se cumplió en 2003, abarcó debates sobre política, informes sobre experiencias nacionales, estudios empíricos, intercambio de experiencias entre las comunidades indígenas y locales, análisis de las opciones jurídicas y políticas para mejorar la protección de los CC.TT. y las ECT, elaboración de herramientas prácticas específicas, formulación de recomendaciones para revisar el sistema internacional de patentes de forma que se tengan en cuenta los CC.TT., y examen de las iniciativas de creación de capacidad y de concienciación.

El Comité Intergubernamental concluyó su mandato inicial en 2003 y la Asamblea General de la OMPI reunida en septiembre de ese año le confirió un mandato más definido y más amplio para el bienio actual. Ello significó que este órgano había madurado para convertirse en una instancia internacional clave para el debate político, el análisis de experiencias prácticas y el desarrollo de nuevos enfoques y mecanismos jurídicos para abordar los problemas e intereses en materia de propiedad intelectual de las comunidades que poseen y mantienen los CC.TT., las ECT y los recursos genéticos. Su labor se caracterizó también por una mayor cooperación con otras organizaciones internacionales y regionales así como con las autoridades nacionales y las comunidades tradicionales.

La segunda etapa de la labor del Comité tenía por objeto alcanzar resultados más concretos y mejor centrados a nivel internacional en forma de dos series complementarias de objetivos y principios fundamentales compartidos, relacionados con la protección de las ECT (o folclore) y la protección de los CC.TT., respectivamente. Se han complementado estos resultados con esquemas de las opciones políticas y los mecanismos jurídicos que se utilizan para poner en práctica estos objetivos y principios. Estos resultados podrían constituir una plataforma común para proseguir la labor sobre estas cuestiones prioritarias a nivel internacional. Ello debería servir para lograr un consenso sobre el contexto y el contenido de la protección en beneficio de los titulares de los CC.TT. y de las ECT, así como para promover la convergencia de opiniones sobre el instrumento o instrumentos adecuados para concebir y poner en práctica estos principios.

La OMPI sigue adelante con otros elementos de este programa, yendo más allá del contexto del Comité Intergubernamental, por ejemplo, proporcionando asistencia técnica y contribuyendo con elementos de política en el ámbito nacional y regional, organizando y participando de otro modo en muchos foros que tienen por objetivo concebir un enfoque común sobre la mejor forma de desarrollar y poner en práctica los principios del sistema de P.I. a fin de que se satisfagan los intereses de los titulares de CC.TT. y de los custodios de las ECT, así como encargando la realización de estudios independientes. La OMPI también está preparando toda una serie de publicaciones y material informativo para las comunidades, los encargados de la elaboración de políticas, los funcionarios gubernamentales, la sociedad civil y demás partes interesadas.

Para más información, diríjase a la Sección de la OMPI de Relaciones con los Medios de Comunicación y el Público: