El Director General de la OMPI se alegra por los Indicios de Progreso en el Reconocimiento de los Derechos de los Pueblos Indígenas

Ginebra, 9 de agosto de 2005
Comunicado de prensa PR/2005/412

Con ocasión del Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, celebrado el 9 de agosto, el Director General de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Dr. Kamil Idris, se mostró complacido por las medidas que la comunidad internacional está tomando para hacer efectivo el reconocimiento y el disfrute de los derechos de los pueblos indígenas y para consolidar el respeto de sus culturas, comunidades y valores particulares. El Director General dijo que “la familia de las Naciones Unidas está tomando medidas alentadoras en el plano internacional para responder a las necesidades y aspiraciones de los pueblos indígenas del mundo y para fomentar su concreta participación en los procesos de elaboración de políticas y en el diálogo sobre cuestiones que son de su interés”. Manifestó asimismo la firme voluntad de la OMPI de promover el reconocimiento y el respeto de los derechos e inquietudes de los pueblos indígenas en este contexto y añadió que desde el punto de vista del derecho y las políticas sobre propiedad intelectual, estas medidas “se traducen en un mayor respeto y reconocimiento del marco cultural e intelectual y de los sistemas de conocimientos en los que se desarrollan, mantienen y transmiten a las generaciones futuras las expresiones culturales tradicionales (ECT), los conocimientos tradicionales (CC.TT.) y los recursos genéticos conexos, en el contexto tradicional o consuetudinario”.

El Dr. Idris destacó la necesidad fundamental de lograr un enfoque basado en el respeto y el reconocimiento de las inquietudes y aspiraciones de los pueblos indígenas, pues ello permite fomentar el diálogo y abrir caminos hacia la creación de soluciones prácticas y jurídicas. Dijo que se trata de un enfoque polifacético con “dimensiones jurídicas, prácticas, sociales o culturales y formales, y que debe ser duradero y holístico”.

El Director General observó asimismo que “la voz y la experiencia de los grupos indígenas han contribuido en forma decisiva” a la labor de la OMPI en esta esfera, en referencia tanto al inconmensurable caudal de conocimientos que han transmitido en las etapas iniciales de esta labor, como a su contribución, cada vez más importante e intensa, a los debates internacionales sobre este tema. Añadió que la participación de dichos grupos “ha enriquecido el debate dejando oír la voz indispensable de las comunidades indígenas y locales en los debates internacionales”. Además, destacó que en la OMPI se han tomado importantes medidas prácticas y formales para fomentar la participación de las comunidades indígenas en los debates internacionales en esta esfera.

Antecedentes

La labor de la OMPI en el campo de la propiedad intelectual, los CC.TT., las ECT o folclore y los recursos genéticos comenzó en 1998, poco después de que el Dr. Idris asumiera su cargo al frente de la Organización. Esas actividades se basaron en la labor que la OMPI venía realizando respecto del folclore, que data de varios decenios atrás, y que ya ha quedado plasmada en la protección del folclore en distintos instrumentos internacionales, entre otros, en tratados de la OMPI y legislaciones de muchos países. Sin embargo, en 1998 y 1999, se tomó la decisión concreta de iniciar el nuevo programa y con ese fin se mantuvieron consultas directas con los titulares y los custodios tradicionales de los CC.TT., las ECT/folclore y los recursos genéticos, en todo el mundo, mediante una serie de misiones exploratorias realizadas en 60 lugares, aproximadamente. Ello permitió el contacto directo con las comunidades interesadas para conocer sus necesidades y expectativas. Las enseñanzas y la orientación ofrecidas durante esos diálogos han sido fundamentales para la labor en curso en la OMPI, labor que en los últimos años se ha centralizado en el Comité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Conocimientos Tradicionales, Recursos Genéticos y Folclore (el Comité Intergubernamental); hoy en día, dicho Comité es un importante foro de política para estas cuestiones.

El objetivo de la labor actual de la OMPI es lograr una visión compartida acerca de la mejor manera de proteger los CC.TT. y las ECT de su apropiación ilegítima y utilización indebida, asistiendo de esa forma a sus titulares y custodios para que ejerzan una autoridad más enérgica sobre la forma en que esos elementos vitales de su identidad cultural se utilizan y difunden, además de consolidar el aspecto jurídico del respeto y el reconocimiento. Las experiencias nacionales y de las comunidades en esta esfera son variadas, pero todas ellas aleccionadoras. Una mejor comprensión mutua y la experiencia adquirida hacen que se destaquen algunos importantes temas y principios comunes. Un tema bien concreto ha sido aclarar en qué medida correspondería aplicar principios asimilables a los de la propiedad intelectual, por ejemplo, para establecer el derecho de los titulares tradicionales a determinar quién utiliza, y en qué circunstancias, los CC.TT. y las ECT de los que son custodios y, de manera más general, para contribuir a satisfacer los intereses expresados por los titulares de CC.TT. y los custodios de las ECT. La labor actual gira en torno a los objetivos y principios sugeridos, en forma de proyectos de disposiciones, para lograr una protección de los CC.TT. y las ECT asimilable a la que da propiedad intelectual, proyectos que son objeto de debate por los Estados miembros de la OMPI y otras partes interesadas, entre ellas, muchos grupos indígenas. Estos objetivos y principios ayudan a catalizar el diálogo y elaborar medidas prácticas y jurídicas en el seno de las comunidades, en el plano nacional y regional, y también pueden contribuir a fortalecer los acuerdos internacionales.

La voz y la experiencia de los grupos indígenas han constituido una contribución decisiva a esta labor. Unas 120 organizaciones recibieron acreditación especial en calidad de observador ante el Comité Intergubernamental, y muchas de ellas representan a comunidades indígenas.

Se han tomado importantes medidas prácticas y formales para fomentar la participación de las comunidades indígenas en las tareas del Comité Intergubernamental. Cada sesión de ese Comité comienza ahora con una mesa redonda, presidida por el representante de una comunidad indígena o local, en la que los representantes de los pueblos indígenas y otras comunidades tradicionales pueden transmitir a los participantes en el Comité Intergubernamental sus experiencias e inquietudes como comunidad, en lo relativo a la protección de los CC.TT. y las ECT. En el sitio Web de la OMPI figura una página dedicada a los comentarios, las declaraciones y los documentos de esas organizaciones y comunidades acreditadas ante el Comité Intergubernamental. En los proyectos de documentos de fondo del Comité Intergubernamental quedan reflejadas las consultas con las comunidades indígenas y los importantes comentarios que éstas han formulado; a su vez, esos proyectos de documentos proporcionan ideas y material que alimentan los procesos en curso en otros foros con el fin de atender a las necesidades e inquietudes de los pueblos indígenas. Esta labor se ha visto reforzada por el estudio de casos prácticos sobre la protección de las ECT y los CC.TT., por ejemplo, en la serie “Minding Culture”, escrita por la abogada indígena Terri Janke. En septiembre, la Asamblea General de la OMPI examinará la propuesta de establecer un fondo voluntario para respaldar directamente la participación de las comunidades indígenas y locales en la labor del Comité Intergubernamental.

La OMPI ha participado en la labor del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas y es un miembro activo del Grupo de Apoyo Interinstitucional sobre Cuestiones Indígenas.

Para más información, diríjase a la Sección de la OMPI de Relaciones con los Medios de Comunicación y el Público, tel.:  (+41 22) 338 81 61, 228 95 47; fax:  (+41 22) 338 82 80; correo-e:  publicinf@wipo.int.